EDICIóN GENERAL

Una noche por los peores restaurantes de Barcelona

Debo confesar que algunos de mis bares preferidos de Madrid son lo que podríamos deberíamos calificar de autenticas pocilgas, pero que cojones solo puedo ir a casa de cuando en cuando y unas buenas mollejas bien valen algún que otro disgusto estomacal.

menéame