edición general

Policías y guardias civiles de paisano perseguirán, desde hoy lunes, coches de Uber en Madrid

Los pijos, no sé porqué, odian a los taxistas. Y eso que suelen vivir en el centro y no sufren las clavadas que sufrimos los periféricos. Así pues, desde su pijsimo tecnológico, el peor de todos, arramblan contra los taxistas, tíos curtidos que pagan sus pastones de autónomos y gasóleo y se ven en la obligaciòn de currar de noche mientras la peña, sobre todo e insisto, los pijos tecnológicos del centro de Madrí, se divierten, se encogorzan y les vomitan sobre la tapicería del Ford Mondeo. El invento mola, si es que mola, en Londres, en NY y en Barcelona, la modernayomeapuntoalaúltima. Yo vivo en Padroñeras del Moncayo.

menéame