edición general

"El alcohol no fue mi demonio. Cargarle el muerto a un demonio es infantil, es quitarte el muerto de encima."

#70 Como ya comenté antes, es solo la percepción de que pierdes algo, pero no te engañes, asocias la diversión con consumir, y te puedo asegurar que desde que dejé la priva, no es que mi vida se haya tornado de color de rosa, tengo los problemas que pueda tener cualquiera, pero eso es vivir. Me divierto más que muchos que beben, me acuerdo de todo, no pierdo el control, y si hago el gilipollas, lo hago conscientemente. Cuando bebía lo único que hacia era anestesiarme y vivir de un pasado que a mi parecer fue mejor. El problema de dejar una adicción (sea la que sea) una vez que superas el mono físico, y te aseguro que el del alcohol no tiene nada que envidiar a la heroína, aunque es duro, lo duro viene después por la puta sensación de que pierdes algo importante en tu vida, y te puedo asegurar que no es así. Es todo lo contrario, al llevar un tiempo sin beber, la cabeza empieza a funcionar y en ese momento si tus intenciones eran REALES, veras que en tu vida no ha quedado un hueco, si no que resulta que hay un montón de cosas más que la puñetera bebida no te dejaba ver. Ale!, otro pequeño tocho, pero es que el temíta me toca de lleno.

Decir por último, que si alguien quiere hacerme cualquier pregunta sobre el tema, incómoda o no. Aqui me teneis para lo que pueda ayudar. Lo haré encantado. Por cierto, no estuve en AA ni en ningún tipo de asociación que mencionaran a Dios ni santos, ni técnicas raras. Es lo que tiene ser Ateo, que no se necesita a ese señor para ser feliz y creer en uno mismo.


Saludos de nuevo.

menéame