edición general

"El alcohol no fue mi demonio. Cargarle el muerto a un demonio es infantil, es quitarte el muerto de encima."

Dejar de ser alcohólico puede resultar atractivo si lo que te espera al final del túnel es algo esperanzador, una vida mejor. Si dejar el alcohol solo te va a servir para recuperar la salud y darte cuenta otra vez de todos los problemas y el irremediable "no futuro" que te llevó a emborracharte todos los días. Pues claro, la recompensa no es agradable, y si no hay recompensa no hay manera de lograrlo. La fuerza de voluntad es un mito.

El alcoholismo muchas veces se elije conscientemente, igual porque no tienes el valor de ir adelante o de tirarte por la ventana. Y escoges una formula para mitigar ese dolor que te provoca el despertarte todas las mañanas.

Una vez te haces adicto, ya nada te puede dar lo que te da la bebida, solo te da una cosa buena, te advierte de que no pruebes nada nuevo porque ya sabes lo que es una adicción.

La mayoría de alcohólicos bebemos solos y no nos ponemos a cantar de madrugada ni a abrazar farolas. Con el alcohol no hace falta más compañía, cualquier cosa es suficiente para disfrutar si está bien regada de alcohol.

Pero bueno, yo entiendo que los que no son alcohólicos o no se dan cuenta no entiendan este problema, igual que yo no entiendo a los ludopatas por ejemplo.

El romanticismo es algo que está bien visto, el materialismo mal, pues el alcohol está mucho mas cerca de lo romántico. Pero es lógico que se vea bien morir por el amor a otra persona que morir por un líquido.

Cuando veo la peli del Nicolas Cage que se va a morir a Las Vegas me hace gracia, porque creo que la mayoría de gente se piensa que es una peli para concienciar a la gente del peligro del alcohol. Y no es así, es una película para disfrute de los alcohólicos. No me canso de verla.

Luego otro tema aparte es que todas las series de chicos de 30 años tienen como eje central el consumo de alcohol. New Girl, Como conocí a vuestra madre, y etc etc etc. Muy bonito eso, el tabaco mal, el alcohol símbolo de riqueza y más si el combinado lleva zumo de arándanos.

Podría seguir todo el día, pero ya es mucho tocho.
#31 Vivimos en una sociedad de neuróticos esquizofrénicos donde ser un "drogadicto" me parece ser el tuerto en el pais de los ciegos. Tanto materialismo, tanto stress, y a mi me das mi dosis y me quedo como Buda a los pies del Nirvana.

Una mayoría luchando y sufriendo por ser alguien, por triunfar, por ser mas que los demás, y yo feliz con lo poco o mucho que tengo. Muchos se hipotecaron para presumir de casa y de coche.

Sea con una droga que generas o una droga que te tomas, intuyo que la droga es la clave para la felicidad.

Como decía aquel chiste:
"Si bebemos nos emborrachamos...
Si nos emborrachamos no pecamos...
Por tanto hermanos, bebamos..."

Yo quiero salir del trabajo y tener mi dosis de SOMA.
#31 Tengo un amigo que es alcohólico (además de la forma que tu describes: bebe solo, y le basta porque cualquier cosa que hace bebido ya le parece bastante) y ha decidido dejar de beber, pero cuando pienso en los motivos que le llevaron a beber y la perspectiva de vida que tiene una vez supere la adicción, tengo en claro lo que tu mencionas al principio: que no va a ver la recompensa por ningún lado, y volverá a caer...

Es triste, porque yo intento apoyarle y ayudarle pero internamente se que no lo va a conseguir. Y no porque no tenga fuerza de voluntad, sino porque conociéndolo se que no va a apreciar ninguna mejoría en su vida, sino más bien todo lo contrario.
Pues yo como alcohólico que hace cerca de 10 años que no lo cata (cuando caes en esta mierda nunca más dejas de ser alcohólico, por comparación, lo de ex-fumador esta mal dicho, ya que si vuelve a probarlo...zasca! otra vez a fumar) lo único que puedo aportar son mis experiencias. Las adicciones son jodidas, se graban a fuego en el cerebro, te roban tu libertad, la cedes gustoso por otro trago más que es lo único, y digo LO ÚNICO que te calma y te da esa falsa sensación de felicidad.
Coincido en todo con #31, ya que hay que ser alcohólico para entenderlo (también en lo de la película de nicolas cage, yo tampoco me canso de verla pero por si no la has visto está "Alcohol y coca" de Michael Keaton que creo que te gustará) y ojo, que yo no me he visto nunca como un enfermo, más bien me he visto como un adicto. Yo dejé el alcohol por que como dicen por ahí "vi las orejas al lobo" y eso me hizo reaccionar. Me dejó mi mujer, se llevo con ella a nuestra hija (ojo, que NUNCA las puse la mano encima a ninguna, al contrario, las adoraba y las adoro. Ese fue el momento de inflexión para mi.)
Tuve que decidir, si seguía viviendo para la bebida con un final bastante lamentable, o por el contrario trataba de recuperar una vida que estaba tirando por la taza del inodoro. Dile autoestima, dile que no quería perder por culpa de la bebida a mi mujer y a mi hija que me decanté por la segunda opción. Podría aburrir a cualquiera contándole los pasos que dí después de dejar la bebida, a la gente que tuve que pedir perdón, lo que tuve que luchar y demostrar para recuperar a mi familia, a tener una vida.
Pero aquí estoy 10 años después, y creo poder afirmar que tengo una vida y una familia... y una gran cicatriz que me ha dejado por dentro el ser alcohólico. No me arrepiento de nada, es de necios, no puedo cambiar mi pasado, pero lo que si que puedo es aprender de mis errores.
Yo he tenido suerte, estoy vivo y feliz, algunos de mis "compañeros" de barra no pueden decir lo mismo, nunca lo dejaron. Prefirieron morir con las botas puestas y antes de hora, antes que soltar la puta copa.
Decir que el hecho de haberlo dejado no me ha convertido en un talibán anti-bebida, para nada. El hecho de que a mi se me fuera de las manos, no quiere decir que les vaya a pasar a los demás. Simplemente hay que estar atento para que no te se vaya de las manos.
Y por fin acabo este peñazo resumiendo unas ideas. Para dejar alguna adicción, en primer lugar hay que querer dejarlo DE VERDAD y no con la boca pequeña, hay que hacer crecer la autoestima, ahí es donde entran en juego los verdaderos amigos. Hay que dejarse ayudar, si, ya se que hay gente que lo consigue sola, pero con amigos y familia es más fácil. La fuerza de voluntad no sirve para nada, al final se gasta y vuelta a empezar. Es mejor tener la convicción de que no pierdes algo, si no que vas a ganar algo. Ser paciente, Roma no se hizo en un día. Y más que os podría contar pero al final todo se resume en una sola palabra...QUERER. Y yo soy prueba de ello.



Saludos.
#69 Un saludo.

Yo tengo la suerte o la desgracia de que no soy un bebedor en modo ninja. Lo hablo con mi mujer y con mi madre con normalidad. Simplemente les digo que si, que he elegido esa vía. Lo absurdo de todo es que debo ser de los pocos que han logrado la comprensión por parte de la familia.

Cuando tenia 18 años, siempre pensaba que cuando salia con mis amigos ellos hacían un acto egoísta, me daba la impresión que salían realmente a ligar y los amigos eran la cobertura o pretexto para ello, y posiblemente era así.

Luego también me di cuenta que yo hacia lo mismo, pero yo lo hacia por tomar unas copas, por eso me enfadaba cuando estábamos en el bar y ellos se empeñaban en ir ya a la discoteca.

Muchas veces me suena una frase en la cabeza que dijo Elton John o como se escriba, dijo: "He tenido que dejar la bebida para llevar una vida normal", pero lo dijo con tristeza, como sabiendo que todo iba a ser gris en adelante.

Supongo que cada caso es un mundo. No es lo mismo un alcohólico que le dan una paliza cada noche porque se mete en líos, a otro que solo le provoca daños físicos a largo plazo pero no le entran paranoias raras ni se pone a pegar a la mujer...

Otra vez me estoy enrollando, esto supongo que debe ser algo típico de borrachos. Es como el que se fue a vivir a Canadá y no puede dejar de mentarlo en internet a la mínima oportunidad.
#70 Una adicción es una adicción cuando se convierte en un problema. Hasta ese momento, es sólo afición.

O bien estás quitándole importancia a unos problemas que están ahí y no quieres reconocer ("me enfadaba cuando estábamos en el bar y ellos se empeñaban en ir ya a la discoteca.", "daños físicos a largo plazo") o realmente no eres un adicto. Si realmente sintieras que son un problema, harías por solucionarlos porque te sentirías incómodo con ellos.

Es posible que "sólo" estés deprimido y que eso te esté llevando a la bebida ("sabiendo que todo iba a ser gris en adelante."), con un posible intento subconsciente de autolesión y suicidio (muy típico en personas deprimidas). Y si el problema es una depresión, tratarla con alcohol (un conocido depresivo) sólo la va a llevar a más y acabarás en una espiral que sí te dará problemas de los que te vas a arrepentir.

Esto es cosa tuya, pero mi consejo anónimo de persona que se mete donde no la llaman es que te pares a pensar si no estarás deprimido y eso te lleva a beber. Si estás completamente seguro de que el problema no es una depresión y que beber no te causa ningún perjuicio que no puedas asumir: adelante.
#39 Gracias por la aclaración, no conocía lo de los 12 pasos. Aún así, imagino que se tiende a usar terminologías y casuísticas conocidas y/o asimilables por todos para dar base a un método (cuando empezó AA imagino que las cosas eran de otro modo en este país y era una forma más directa de acercarse a la gente, luego es normal que se haya ido "laicizando" porque el país también ha cambiado mucho, pero si se mantiene la estructura será porque de algo sirve... o simplemente porque es lo que se ha hecho siempre).

#71 Una adicción ya es un problema, porque piensas que solo es aficción y en realidad no puedes dejarlo cuando quieras. Cierto es que hay muchos grados de tolerancia a una adicción, hay quien puede dejar algo con un poco de tiempo y voluntad (quizá porque va asociado a ocio y del ocio puedes pasar y/o sustituírlo por otro tipo de ocio) y hay quien no puede dejarlo (quizá porque va asociado "pavlovianamente" a cosas como nervios o ansiedad y la necesidad se dispara cada vez que aparece alguna de estas causas). Luego están los bebedores sociales, que usan el alcohol como forma de socializar que de otra forma no conseguirían y que solo beben cuando salen. Es como una muletilla, luego no puedes hablar sin soltarla, pero ahí es un mal hábito que se corrige experimentando con alternativas.
#72 Para que sea asimilable no hace falta meter a Dios por medio.

No te imagines tantas cosas e investiga un poco sobre ella.
#72 Una adicción ya es un problema, porque piensas que solo es aficción y en realidad no puedes dejarlo cuando quieras.

Una adicción es una adicción cuando resulta un problema. No es un problema por ser una adicción en sí misma.

Me explico: si tu adicción te permite desconectar una semana sin que te entre el mono, te permite salir con tus amigos y olvidarla, te permite mantener relaciones sanas,... entonces no es una adicción, es una afición. Y es a eso a lo que me refiero.

La línea se marca en el momento en el que esa "afición" se pone por delante de cosas más importantes. Como enfadarte con tus amigos porque no quieran pasar por la barra antes de salir a bailar como #70 . De ahí que le invitara a reflexionar sobre si es una adicción o no, sobre si a lo mejor es una depresión que está ahogando con alcohol (no sería el primero al que veo hacer eso).

#70 Si la bebida te parece tan importante que ves normal enfadarte con tus amigos porque ellos no tengan como prioridad beber cuando salen, entonces estás poniendo la bebida por delante de tus amigos. ¿Seguro que no la has puesto por delante de más cosas sin darte cuenta?

Que tu pareja te acepte no significa que no pueda pasar que un día vuelvas a casa y te la encuentres vacía.
#77 "... si tu adicción te permite desconectar una semana sin que te entre el mono..."

Si no te entra el mono o síndrome de abstinencia es que no eres adicto. Entonces si que puedes dejarlo cuando quieras y puedas. Pero cuando no tomar algo te hace sentirte horrible o comportarte de una forma que no es normal.. ahí si es más complicado "desconectar una semana".

Hay aficiones o hobbies muy absorventes, pero no te van a provocar días completos arrastrándote por el suelo, solo alguna pataleta por no poder dedicar tu tiempo a eso que te gusta o te hace evadirte de aquello que no te gusta. Hay elementos psicológicos que pueden influír mucho en por qué alguien bebe o hace cualquier cosa para evadirse sin convertirlo en alcohólico (al menos a corto plazo) que pueden explicar lo de este chico. El problema es cuando las cosas se van alargando en el tiempo, ahí si que pasas de tener un problema a tener varios, porque el problema lo sigues teniendo y luego hay que sumarle la potencial adicción, los comportamientos asociales que agravarán el primer problema, etc.
#70 Como ya comenté antes, es solo la percepción de que pierdes algo, pero no te engañes, asocias la diversión con consumir, y te puedo asegurar que desde que dejé la priva, no es que mi vida se haya tornado de color de rosa, tengo los problemas que pueda tener cualquiera, pero eso es vivir. Me divierto más que muchos que beben, me acuerdo de todo, no pierdo el control, y si hago el gilipollas, lo hago conscientemente. Cuando bebía lo único que hacia era anestesiarme y vivir de un pasado que a mi parecer fue mejor. El problema de dejar una adicción (sea la que sea) una vez que superas el mono físico, y te aseguro que el del alcohol no tiene nada que envidiar a la heroína, aunque es duro, lo duro viene después por la puta sensación de que pierdes algo importante en tu vida, y te puedo asegurar que no es así. Es todo lo contrario, al llevar un tiempo sin beber, la cabeza empieza a funcionar y en ese momento si tus intenciones eran REALES, veras que en tu vida no ha quedado un hueco, si no que resulta que hay un montón de cosas más que la puñetera bebida no te dejaba ver. Ale!, otro pequeño tocho, pero es que el temíta me toca de lleno.

Decir por último, que si alguien quiere hacerme cualquier pregunta sobre el tema, incómoda o no. Aqui me teneis para lo que pueda ayudar. Lo haré encantado. Por cierto, no estuve en AA ni en ningún tipo de asociación que mencionaran a Dios ni santos, ni técnicas raras. Es lo que tiene ser Ateo, que no se necesita a ese señor para ser feliz y creer en uno mismo.


Saludos de nuevo.

menéame