EDICIóN GENERAL

El libro electrónico, al ralentí

#20 Me parece que más que generalizar has soltado una chorrada como una casa extrapolando tu experiencia personal al del resto del mundo.

En mi caso me compré mi primer ebook cuando todavía era una industria en pañales, luego se me rompió y me compré otro, aún encandilado por la facilidad de acceso a una cantidad de conocimiento que en mi vida habría podido asimilar, pero luego... Luego eso se pasó, y ahí está arrumbado en la estantería mientras los libros de papel siguen creciendo, y no creo que si me conoces puedas decir que leo poco.

El único punto a favor del ebook es la cuestión del tamaño y del precio, cuestiones que se solventan perfectamente con un abono a la biblioteca pública, una vez sobrepasada la pereza de tener que ir una vez que caduca el préstamo. Un libro es mucho más práctico, es mucho más resistente (no se rompe de un pisotón) Es mucho más intuitivo (no veas el coñazo de tener que recordar el número de página para marcarlo, o poner algún marcador digital, nada como pasar las páginas a ojo) tiene factores emocionales como el olor, es una obra de arte en sí mismo, puedes ponerlos lado a lado y compararlo , ni tomar notas, ni tantas cosas...

Es más te diría que un tío como tu que dice que le gustan tanto los ebooks y que dice tan grandes chorradas yo diría que realmente a él no le gusta leer,

Pero más importante, el ebook elimina uno de los momentos más mágicos (y a veces sociales) de la lectura: Ir a la biblioteca o a la librería, perderse entre ellos y hojearlos, leerlos por encima, comprarlos o alquilarlos y llevártelos a casa en una mochila cargada, todo ese ritual es mil veces mejor que simplemente bajarte un libro concreto en frío y leértelo de principio a fin, mecánicamente, como una simple asimilación de información, ¿qué clase de persona fría y aburrida debes ser que no puedes apreciar ese ritual del que hablo? Capaz de que seas informático o alguna clase de ingeniero (des)instruido en el utilitarismo materialista extremo, eso lo explicaría muy bien... Lo que tú dices es como decir que el cine en casa es mejor que en una sala, bueno si lo que valoras es ver una película en el minuto 1 y acabarla en el 99, tal vez, pero no tiene la magia de una sala (otra cosa es que en el cine comercial ya sólo haya bazofias y la alternativa sea bazofia para culturetas)
#106 Cuando dices esto tienes razón " el ebook elimina uno de los momentos más mágicos (y a veces sociales) de la lectura: Ir a la biblioteca o a la librería, perderse entre ellos y hojearlos, leerlos por encima, comprarlos o alquilarlos y llevártelos a casa en una mochila cargada, todo ese ritual es mil veces mejor que simplemente bajarte un libro concreto en frío"

Pero cuándo dices esto " Es más te diría que un tío como tu que dice que le gustan tanto los ebooks y que dice tan grandes chorradas yo diría que realmente a él no le gusta leer" creo que te columpias.

A mí me encanta leer, me encantan los libros y me encanta el ebook, ni voy a negar que al ebook le falta ritual ni voy a negar que tienen mil ventajas sobre el libro en papel, entre ellas espacio y posibilidad de acceder a muchos más libros fácilmente.Por lo que a mí respecta el papel se queda para ediciones de coleccionista y punto.
#106 La magia de tener tiempo libre y biblioteca decente cerca. ¡Enséñame, maestro!

El verdadero problema de los eBooks: 4.bp.blogspot.com/-QrrzsgrJ1FE/UBz7d87Dd4I/AAAAAAAAFNo/nDrUIWROWGc/s16
#106 no veas el coñazo de tener que recordar el número de página para marcarlo, o poner algún marcador digital

Pero... todos los lectores que conozco "recuerdan" el número de página, es decir, "abres" el libro y te sale la última página en la que estuviste. Deben ser modelos muy antiguos los que dices.

El único punto a favor del ebook es la cuestión del tamaño y del precio, cuestiones que se solventan perfectamente con un abono a la biblioteca pública

Pues no veo yo como una biblioteca pública solventa el problema del libraco de 1000 páginas incomodísimo de leer en la cama. O de irte de viaje quince días con muchas horas muertas por delante y poco espacio en la maleta.

Yo leo tanto libros físicos como electrónicos, tienen sus ventajas y sus inconvenientes, no son perfectos ni unos ni otros.

menéame