edición general

Hasta la polla

#43 y ahí acabas de encontrar uno de los problemas más acuciantes de la educación en España: las aulas y profesores deberían estar dimensionadas para garantizar una dedicación suficiente.

No obstante, no hablo de saber si le gusta la hamburguesa con o sin mostaza... me refiero a que somos personas, no máquinas. Un profesor debe tener la suficiente empatía como para saber en qué estado está un alumno en un momento dado, y preocuparse por conocerlos mínimamente.

Un curso escolar da para mucho...

menéame