edición general

El teléfono mágico que reveló a Nokia que tenía problemas

Yo siempre me sorprendo con eso de que se usa sin saber nada. Yo —usuario de muchas aparatos electrónicos y persona a la que suelen preguntar como se hacen las cosas en infinitos cacharros— tuve que preguntar al dueño del primer iphone como hacer varias cosas. Será que no soy una niña de cuatro años. Que quizá la curva de aprendizaje sea más suave, no te digo que no, pero que sin saber nada lo puedes usar bien, pues me lo creo regular.

Por otra parte siempre recuerdo a un primo con su flamante primer iphone haciendo fotos y no pudiendo mandarlas a los demás primos por bluetooth porque lo capaba, y creo que lo sigue capando. U otro que me decía como novedad que podía copiar y pegar un texto, cosa que podía hacer en mi nokia gama media hace bastante tiempo. Nada, que según filias y fobias nos acordamos más de una cosa u otra. Apple triunfó porque tenía mucho éxito anterior con los ipod que hacía que la gente se lanzara a probar. Eso y sus magníficas campañas de propaganda.

Pero sobre todo lo que no me gusta de Apple es que ha puesto de moda las baterías integradas que no se pueden cambiar ni tienen tapa. Algo que obliga a ir a un servicio técnico para cambiar una puta batería. Por no hablar de que a muchos usuarios intensivos de móvil les convendría poder llevar una batería de repuesto. Malos apple y malos los que la imitan.

menéame