EDICIóN GENERAL

Padres en desamparo

¿Y dónde están los pro-vida? Esa gente tiene la total obligación de ayudar económicamente a esas familias, si es que quieren ser coherentes y no unos malditos hipócritas.

Debería haber una ley que dijese: "Aquel que sea pro-vida o anti-aborto deberá dar una tasa positiva de sus propios ingresos en el sostenimiento de los neo-natos. Esa tasa se incrementará a medida que suba la población de neo-natos"

Apenas aprueben esa ley, verán como la misma Iglesia Católica financiará clínicas abortistas y los pastores religiosos retorcerán la interpretación de algún versículo de la Biblia para decir que el aborto es bueno a los ojos de Dios.

menéame