EDICIóN GENERAL

Nadal rechaza un vuelo privado para jugar la Davis

pues ya faltaría, que con lo que gana le paguen un vuelo privado. Es como si el estado me pusiera un chofer y coche por desplazarme a mi lugar de trabajo. Ni más ni menos. Otra cosa es que a los políticos les parezca algo normal...

menéame