EDICIóN GENERAL

Stephen Emmott, ¿el hombre que puede salvar el mundo?

Eso requeriría de un cambio de actitud radical por parte del ser humano y eso es, desde un punto de vista objetivo, directamente improbable. La esperanza que le queda al planeta es, cuando nos hayamos auto-exterminado, su gran capacidad regenerativa. La tierra ha estado 4.5 millones de años sin nosotros y lo hará por miles de millones de años más (hasta que el Sol se la trague). Eso hace pensar que no somos más que una simple gripe: un molesto, muy molesto, pero pasajero mal.
#1 La esperanza que le queda al planeta es

Es que ahora los planetas piensan?

El que nos carguemos el planeta no le importa a nadie, solo a nosotros, los humanos.
#2 Se le llama prosopopeya.
#3 No para muchos. Las neoreligiones ecologistas y naturistas campan a sus anchas hoy en día.

menéame