EDICIóN GENERAL

Valcárcel: «Hay que terminar con los hijos de puta de ETA»

Estoy de acuerdo con los que decís, de un modo u otro, que el hecho de llamarles "hijos de puta", en sí mismo es un hecho vacío. No sé por qué están tan en contra del diálogo: 1) a menudo, hablando se entiende la gente. 2) Son contradictorios, porque decir "hijos de puta" ya es casi un inicio de diálogo, aunque sea rudimentario y protohistórico jejeje

menéame