EDICIóN GENERAL

Ana Botella entrega la Llave de Oro de Madrid al presidente de Guatemala, jefe militar durante el genocidio en la guerra

¿Qué tiene de extraño que la mujer de un genocida le deje las llaves de su casa a otro genocida?
#6 Nada de extraño... salvo porque NO ES SU CASA!
#11 Ya, pero es que ella no piensa lo mismo. Y cuando se rompe un jarrón, o se mueren 5 o 6 chavalas en una macrofiesta, ha sido la asistenta

menéame