edición general

Las seis posibles opciones de España

Creo que el autor no tiene mucha idea de cómo funcionan los bancos, porque simplifica enormemente las fuentes de captación de fondos de éstos, reduciéndolas a los ahorros de la gente corriente. Se 'olvida' de otras fuentes de financiación y así parece que la solución de dejarlos caer no es buena porque es mala para la gente corriente.
Y creo también que en lo de reducir el gasto de la administración le luce bastante el pelo. Me asusta cuando sólo se considera la opción de 'reducir' gastos y no la de 'racionalizar' el gasto, lo que equivale a no meter la tijera sin más, sino a tomar medidas que, en algunos casos, podrían suponer incluso un aumento del gasto.
Ya cuando dice que muchos parados hacen uso de sus amistades políticas para ser convertidos en funcionarios, bueno, apaga y vámonos.
Demagogia a más no poder, un punto de ignorancia y bastante de arrogancia.

menéame